Instalaciones eléctricas

Tecnología AMI-portada-principal

Tecnología AMI: la medición necesaria.

Tecnología AMI: la medición necesaria. 1280 640 brouoadmin

Tecnología AMI: la medición necesaria.

La energía eléctrica es un servicio básico y necesario, es por ello la CFE están orientando esfuerzos en mejorar la medición de energía, esto se logrará gracias a la implantación de soluciones amplias y automatizadas, capaces de manejar, de forma sistemática y consistente, la problemática asociada a las pérdidas de energía eléctrica.

Con el objetivo de estar más cerca de sus clientes y prestar un mejor servicio, han decidido incorporar la tecnología AMI, Infraestructura de Medición Avanzada, (Advanced Metering Infrastructure, por sus siglas en inglés).

Pero, ¿qué es la Tecnología AMI?

AMI consiste en un sistema de medición de energía bi-direccional con la capacidad de lectura, corte y reconexión remota desde el sistema comercial de la CFE y tiene como objetivo principal evitar el robo de energía eléctrica. Es una tecnología habilitadora que permite incrementar la eficiencia en el proceso de medición de la empresa eléctrica, es decir, son todas las redes y sistemas que miden, recolectan y analizan el uso de la energía.

Es importante mencionar que esta tecnología es capaz de gestionar toda la información recolectada y tomar decisiones, con el objetivo de hacer las operaciones más ágiles y flexibles, con mayor conciencia ecológica y de respuesta a los clientes.

¿Cuál es la diferencia con la medición tradicional?

La principal diferencia que se evidencia al utilizar un medidor inteligente en lugar de los tradicionales, es que la infraestructura tradicional de medición presenta varias deficiencias, entre estas está la alta posibilidad de robo de energía y manipulación por personas no autorizadas, no proporcionan información de la forma de empleo de la misma, ni de los niveles de carga en tiempo real de los consumidores. Asimismo, ni la empresa que comercializa la energía, ni los usuarios que la consumen, tienen información suficiente.

En cambio, un sistema AMI proporciona información actualizada y detallada del consumo de energía de tu hogar o negocio, identificando la hora y el lugar de mayor consumo. Además, facilita a la empresa eléctrica las herramientas necesarias para medir la demanda de manera programada y el comportamiento de los consumidores, así como para mejorar sus procesos, es decir, brinda información de los parámetros de la energía.

Igualmente, registra y notifica irregularidades que normalmente solo podían ser detectadas por un técnico especializado, facilitando la solución de problemas potenciales en el sistema eléctrico. Al poder monitorear regularmente el consumo, puedes entender la dinámica de cada espacio y beneficiarte de todas las funcionalidades que conlleva la gestión tecnológica, para optimizar al máximo tu consumo y tu experiencia como usuario.

¿Qué se está haciendo en México?

La Secretaría de Energía y la Subdirección de Programación de la CFE han impulsado iniciativas y lineamientos que han sido plasmadas en diversos documentos en donde se reconoce la importancia y el impacto de la problemática asociada a las pérdidas de energía eléctrica en el sistema eléctrico nacional y se definen directrices, estrategias y acciones para que la CFE y los organismos reguladores de energía se coordinen y sumen esfuerzos para reducir el nivel de pérdidas totales.

Es por esto, que ya la Comisión Federal de Electricidad avanza en la instalación de medidores de última generación tipo AMI que garantizan la medición precisa del consumo de energía de los usuarios, que como comentamos anteriormente, ayudarán a eliminar el robo de energía y pueden ser leídos a distancia vía radiofrecuencia.

Además, se tiene el objetivo de reducir las pérdidas técnicas y no técnicas de la CFE. De esta forma, la CFE también podrá proporcionar un mejor servicio y disminuir las interrupciones del suministro eléctrico. Los equipos tipo AMI permiten la toma de lectura, corte y reconexión, así como el monitoreo de fallas vía remota. Además, cuentan con un sistema informático de gestión que administra las mediciones registradas. En contraste, con los medidores electromecánicos, la toma de lectura, cortes y reconexiones se hacen de forma manual.

Incorporación de Tecnologías Avanzadas de Medición

La medición es un proceso clave de los sistemas de energía eléctrica que permite, a las empresas prestadoras del servicio, cuantificar la cantidad de energía que se genera, transmite, distribuye y se factura.
La tecnología AMI permite realizar mediciones remotas, detección de fallas, detección de pérdidas de energía, control de carga, generación distribuida, entre otras, lo cual se traduce en diversos beneficios tanto para las empresas de electricidad, como para los usuarios del servicio eléctrico.
La generación de información sirve para que los usuarios puedan modificar sus hábitos de consumo, lo que se traduce en un mejor uso de la energía eléctrica, teniendo como consecuencia beneficios económicos y ambientales, tanto para la empresa como para el consumidor.
Gracias a esto se pueden reducir las pérdidas, el robo de energía y se puede establecer una mejor comunicación entre cliente y los prestadores de servicio.
Como podemos notar, no hay duda de que existe un gran aprovechamiento al ejecutar la implementación de los sistemas de medición avanzada, ya que, principalmente, brinda la oportunidad de que los clientes residenciales, comerciales, y/o industriales desempeñen un papel activo en el funcionamiento de la red eléctrica.

 

Otros beneficios que obtenemos al utilizar este tipo de mediciones es:

 

  • Control del empleo de la electricidad.
  • Conocer el nivel de consumo cuando lo desee y controlar el gasto.
  • El servicio al cliente será mucho más eficiente, ya que permite que la compañía eléctrica detecte las fallas y despliegue soluciones oportunas.
  • Aumenta la efectividad en la administración de los recursos.
  • Su administración es más segura y cómoda, tanto para el usuario como para la empresa, puesto que los datos se están monitorizando de forma continua y automática, sin que sea necesario que un técnico ingrese al lugar.
  • Ayuda a evitar las pérdidas no técnicas.

La implementación de esta tecnología representa una nueva era en la relación entre el cliente y la empresa de servicios, permitiendo que las personas se conviertan en activos en la gestión y uso eficiente de la energía. El potencial de estos instrumentos es significativo, pero finalmente depende de los usuarios aprovechar o no estos beneficios.

Y si no fuera poco, este dispositivo genera beneficios para las ciudades, porque cambiará la forma como gestionamos la energía en nuestra vida diaria.

No cabe duda de que, el uso de medidores inteligentes en tanto en casa como en una empresa o industria tiene bastantes ventajas, además de que es fundamental para mejorar los hábitos de consumo de las personas. A largo plazo, nos permitirá entender el comportamiento eléctrico real de las regiones e implementar estrategias de eficiencia energética personalizadas.

Instalacion Monofasica

Medidores de electricidad inteligentes

Medidores de electricidad inteligentes 768 384 Tec-EOS

Instalación monofásica, la ideal para tu hogar

La instalación monofásica es un sistema de producción, distribución y consumo de energía eléctrica, esta se crea gracias a una corriente alterna o una fase consiguiendo que todo el voltaje varíe del mismo modo, por eso es importante saber más de  los Medidores de electricidad inteligentes.

En México la Comisión Federal de Electricidad (CFE) nos proporciona dos tipos de servicio de alimentación.

  1. Red aérea
  2. Red subterránea

En cada una proporciona los servicios monofásicos, bifásicos y trifásicos

Para calcular la potencia que necesita tu casa, tienes que saber si tienes una instalación monofásica o trifásica, pero la realidad es que, las instalaciones monofásicas son las más frecuentes en las viviendas mexicanas. Estas pueden tener dos o tres cables:

Bipolares

Bipolares, cuando tienen dos cables. Uno marrón que es la fase por la que circula la corriente eléctrica, y un cable azul que es el neutro.

Medidores de energía eléctrica tradicional y digital

Tripolares

Cuando tienen tres cables. Que son la fase y el neutro, y además un tercer cable amarillo-verde de tierra. La tierra, o toma de tierra, tiene como función proteger tus aparatos eléctricos de posibles sobretensiones.

El tipo de consumo de una instalación monofásica no requiere volúmenes de corriente potentes, además en los lugares domiciliarios, son espacios donde no se utilizan aparatos o maquinaria que requieren de una energía alta, como es el caso de las industrias, por lo cual este tipo de instalación es 100 por ciento apta para tu hogar; por otra parte, y como ventaja, este tipo de conexiones aporta un mayor ahorro económico en el consumo eléctrico.

El servicio bifásico, el cual es el más común en CFE funciona a través de una línea con dos fases eléctricas más un cable neutro, estas fases te permitirán obtener dos tensiones eléctricas de distinta magnitud, generalmente rezagadas entre sí. Este tipo de sistema se usa para facilitar la distribución de energía en una localización con muchas cargas monofásicas, haciendo más sencillo el procedimiento de distribución de energía en el sitio dada la disminución de acometidas necesarias.

Beneficios de las aplicaciones del suministro monofásico o bifásico:

  • Es una fuente de alimentación aplicable tanto para hogares como para negocios (hasta 10 kW).
  • Son ideales para suministrar energía a los hogares.
  • Esta fuente de alimentación es suficiente para hacer funcionar los motores de hasta aproximadamente 5 caballos de fuerza (hp).
  • Este tipo de instalaciones son ideales para suministrar energía a electrodomésticos y aparatos eléctricos del hogar.

En Tecnologías EOS ofrecemos medición eficiente de energía eléctrica por medio de su administración y control, optimizando los recursos, servicios y calidad de infraestructura. Conoce más de nosotros en https://tec-eos.com/

APLICACIÓN DEL SISTEMA AMI PARA LA REDUCCIÓN DE PÉRDIDAS TÉCNICAS

APLICACIÓN DEL SISTEMA AMI PARA LA REDUCCIÓN DE PÉRDIDAS TÉCNICAS 768 384 Tec-EOS

APLICACIÓN DEL SISTEMA AMI PARA LA REDUCCIÓN DE PÉRDIDAS TÉCNICAS

Actualmente las empresas dedicadas a la distribución de energía eléctrica han aumentado sus esfuerzos para reducir las pérdidas de energía, ya que son un problema que ha causado el aumento de costos internos, lo que se refleja en el impacto de las tarifas eléctricas y por supuesto, en las finanzas de las mismas empresas.

Estas pérdidas se producen desde los sistemas de transmisión y distribución de la energía eléctrica, causando diferencias entre la energía generada y la energía vendida o facturada por las compañías eléctricas, produciendo un desbalance en la organización de las empresas.

¿Qué son las pérdidas técnicas?

Estas pérdidas se caracterizan por ser muy comunes y hasta inevitables, ya que es energía consumida durante el proceso de transporte, transformación y distribución hasta su destino final, que es la entrega al consumidor; por lo tanto esta energía no se factura y es denominada como pérdida.

La diferencia de la demanda en el lado de la carga impacta directamente en la magnitud del flujo de energía, incrementando las pérdidas de tipo técnico.

Aunque existen diversas causas para que estas pérdidas se produzcan, la mayoría de ellas se dan debido a las ineficiencias de los sistemas que no son renovados a tiempo, por ello las consecuencias se ven reflejadas con el paso de los años. Así que para reducir mayormente las pérdidas técnicas se sugiere la evaluación integral de esta problemática a través de estudios de flujos de carga para optimizar los procesos de distribución de la energía eléctrica.

La medición es un proceso clave para para la reducción de pérdidas de energía eléctrica, por ello el papel tan importante la aplicación de la tecnología AMI, ya que gracias a su oportuno intercambio de información en tiempo real del consumo permite que la comunicación entre los dispositivos de medición y las compañías proveedoras de electricidad puedan monitorear el consumo, demanda y uso de la energía eléctrica.
¿Cómo trabaja el sistema AMI?
La infraestructura de medición avanzada (AMI) es una tecnología que permite medir, registrar, recolectar y transferir la información del consumo, demanda, parámetros eléctricos y la forma de uso de la energía eléctrica. Estos se interrelacionan con dispositivos como los medidores inteligentes de electricidad, que poseen la capacidad de gestionar toda la información recolectada y a través de ella tomar decisiones.

Un sistema AMI en general se compone de tres componentes principales:
• Medidores inteligentes
• Redes de comunicaciones
• Sistema de gestión de datos de medición

Si deseas saber más sobre la aplicación de la tecnología AMI o tienes dudas, consúltanos. Contamos con el personal indicado para orientarte en temas de energía eléctrica.

Back to top