APLICACIÓN DEL SISTEMA AMI PARA LA REDUCCIÓN DE PÉRDIDAS TÉCNICAS

APLICACIÓN DEL SISTEMA AMI PARA LA REDUCCIÓN DE PÉRDIDAS TÉCNICAS

APLICACIÓN DEL SISTEMA AMI PARA LA REDUCCIÓN DE PÉRDIDAS TÉCNICAS 768 384 Tec-EOS

APLICACIÓN DEL SISTEMA AMI PARA LA REDUCCIÓN DE PÉRDIDAS TÉCNICAS

 
Actualmente las empresas dedicadas a la distribución de energía eléctrica han aumentado sus esfuerzos para reducir las pérdidas de energía, ya que son un problema que ha causado el aumento de costos internos, lo que se refleja en el impacto de las tarifas eléctricas y por supuesto, en las finanzas de las mismas empresas.

Estas pérdidas se producen desde los sistemas de transmisión y distribución de la energía eléctrica, causando diferencias entre la energía generada y la energía vendida o facturada por las compañías eléctricas, produciendo un desbalance en la organización de las empresas.
 
¿Qué son las pérdidas técnicas?
 
Estas pérdidas se caracterizan por ser muy comunes y hasta inevitables, ya que es energía consumida durante el proceso de transporte, transformación y distribución hasta su destino final, que es la entrega al consumidor; por lo tanto esta energía no se factura y es denominada como pérdida.
 
La diferencia de la demanda en el lado de la carga impacta directamente en la magnitud del flujo de energía, incrementando las pérdidas de tipo técnico.
 
Aunque existen diversas causas para que estas pérdidas se produzcan, la mayoría de ellas se dan debido a las ineficiencias de los sistemas que no son renovados a tiempo, por ello las consecuencias se ven reflejadas con el paso de los años. Así que para reducir mayormente las pérdidas técnicas se sugiere la evaluación integral de esta problemática a través de estudios de flujos de carga para optimizar los procesos de distribución de la energía eléctrica.
 
La medición es un proceso clave para para la reducción de pérdidas de energía eléctrica, por ello el papel tan importante la aplicación de la tecnología AMI, ya que gracias a su oportuno intercambio de información en tiempo real del consumo permite que la comunicación entre los dispositivos de medición y las compañías proveedoras de electricidad puedan monitorear el consumo, demanda y uso de la energía eléctrica.
 

¿Cómo trabaja el sistema AMI?
 

La infraestructura de medición avanzada (AMI) es una tecnología que permite medir, registrar, recolectar y transferir la información del consumo, demanda, parámetros eléctricos y la forma de uso de la energía eléctrica. Estos se interrelacionan con dispositivos como los medidores inteligentes de electricidad, que poseen la capacidad de gestionar toda la información recolectada y a través de ella tomar decisiones.
 
Un sistema AMI en general se compone de tres componentes principales:
• Medidores inteligentes
• Redes de comunicaciones
• Sistema de gestión de datos de medición

 
Si deseas saber más sobre la aplicación de la tecnología AMI o tienes dudas, consúltanos. Contamos con el personal indicado para orientarte en temas de energía eléctrica.

Compartir
Back to top